Beneficios de los préstamos en línea

Los préstamos en línea son un nuevo método de financiación personal al que se están pasando cada vez más personas, gracias a sus ventajas en comparación con los créditos bancarios, a los que es muy difícil acceder. La lista de beneficios abarca aspectos muy amplios y en todas las fases de la tramitación. Esta es una breve lista que te ayudará a entender por qué los préstamos personales tienen cada vez más adeptos:

$ 1000 $ 20000
1 día 12 meses
Plazo de devolución: 0 días
Importe del préstamo:
PrestamistaPuntuación Primer préstamo Cantidad de crédito Duración del préstamo
KueskiPagado$1,000 - 2000 1 día - 1 mes
Obtén tu dinero
VivusPagado$1,000 - 6000 7 días - 1 mes
Obtén tu dinero
CredilikePagado$2,000 - 20000 3 - 7 meses
Obtén tu dinero
CrediteaPagado$1,000 - 12500 3 - 12 meses
Obtén tu dinero
MonedoPagado$1,000 - 6000 3 - 6 meses
Obtén tu dinero
LendonPagado$1,000 - 10000 7 días - 1 mes
Obtén tu dinero
  • Muy fáciles de solicitar: como veremos más adelante, los pasos a seguir para solicitar, cobrar y devolver estos préstamos online son muy sencillos. Cualquier persona, independientemente de sus conocimientos informáticos, será capaz de beneficiarse de uno.
  • Rapidez en todas las fases: una de las razones por las que muchas personas otorgan el calificativo de “urgentes” a estos créditos es porque todas las fases de su tramitación se resuelven en cuestión de minutos. La solicitud apenas supone unos instantes, lo que se tarda en rellenar un sencillo formulario. La validación de los datos por parte de los portales web dedicados a este tipo de créditos también es muy veloz gracias a que cuentan con software avanzado para comprobar la veracidad de los datos suministrados. La entrega del dinero es inmediata una vez que se comprueba que todo está OK, de modo que el usuario puede utilizar su crédito en apenas 10 ó 15 minutos, un tiempo récord comparado con los bancos tradicionales.
  • Siempre disponibles: al tratarse de portales web que están operativos las 24 horas cada uno de los 7 días de la semana, se puede decir que el dinero está siempre disponible para el usuario, que podrá iniciar la tramitación en cualquier momento que tenga libre y en cualquier lugar en el que se encuentre, pues también se pueden solicitar desde un smartphone.

Comparar préstamos en Credy24 tiene a su vez muchas ventajas. Independientemente de las virtudes generales de los comparadores, que reúnen diferentes propuestas para que el usuario se haga una idea, nuestro portal web va más allá y te permitirá beneficiarte de otras muchas prestaciones. Estas son algunas:

  • Información siempre actualizada: nuestro comparador de préstamos en línea urgentes recaba información puntualmente en todos los portales de crédito, de modo que los datos concretos que encontrarás en la tabla comparativa superior están siempre actualizados, con las condiciones y honorarios que cada sitio web requiere.
  • Tramitación del crédito desde nuestro comparador: otra de las ventajas de Credy24 es que te permitirá iniciar la tramitación de cualquier tipo de crédito sin tener que salir de nuestro portal e introducir otras direcciones en su navegador. Gracias a los enlaces directos de este sitio, serás redirigido a cada uno de los portales.
  • Simulador de créditos: además de ser un comparador y permitir la solicitud de créditos en línea sin salir de nuestro portal, Credy24 es también un simulador, pues le permite conocer cuáles son las condiciones de contratación en base a dos plazos de devolución diferentes. Normalmente 15 y 30 días, pero también dependerá de qué periodos establece el prestamista, pues es un aspecto que puede variar en cada caso.
  • Préstamos personales sin buro: en nuestro comparador encontrará prestamistas que también otorgan créditos a las personas que tengan deudas vigentes y recogidas en los informes del Buró de Crédito.

La solicitud de un préstamo en línea, como adelantábamos, es muy sencilla y rápida. Los pasos a seguir son similares en la mayoría de portales web de crédito. Son estos:

1. Indicar en Credy24 la cantidad de dinero que se desea recibir.
2. Comparar las diferentes opciones en nuestra tabla comparativa.
3. Elegir la opción que más se adapte a las preferencias del usuario y pulsar “Solicita un préstamo”. En ese momento serás redirigido al portal del prestamista.
4. Volver a indicar cantidad y plazo deseados, esta vez ya como elección definitiva.
5. Rellenar los datos personales del solicitante. Son datos básicos como el nombre, la dirección de correo electrónico, el número de cuenta bancaria donde se desea recibir el dinero y la situación laboral actual del solicitante.
6. En algunos casos, será necesario confirmar la dirección de correo electrónico a través de un enlace situado en un email que el prestamista envía inmediatamente al solicitante.
7. Tras rellenar el formulario y eventualmente confirmar la dirección de correo se procederá a enviar la solicitud. Aquí comienza un periodo de tiempo en el que el prestamista comprueba la veracidad de los datos y aprueba la operación.
8. Recepción del dinero en la cuenta solicitada: el usuario puede utilizar el dinero de su crédito en línea para lo que desee, por ejemplo para retirarlo de un cajero o para efectuar una compra en una tienda online.

Por último, un aspecto que preocupa a ciertas personas es la seguridad de los trámites online. Sin embargo, el solicitante puede estar tranquilo en este aspecto. Los portales web utilizan sistemas de protección de última generación, ya sea para encriptar los datos enviados y recibidos o bien para custodiarlos en sus bases de datos.