Te mostramos algunos consejos sobre cómo ahorrar dinero

¿Cómo ahorrar dinero? ¡Tenemos la solución!

Anónimo / hace 6 meses / 0 comentarios

Aunque muchas personas están convencidas de la necesidad de ahorrar para el futuro, muy pocas lo hacen ya sea por desconocimiento o falta de voluntad. Lo cierto es que el hábito del ahorro no es algo que se consigue de un momento a otro; hace falta seguir una serie de acciones que conlleven a una adecuada administración del dinero con el que se cuenta y adquirir ciertos hábitos complementarios, como la planificación de los gastos y la ejecución de presupuestos, para ir consiguiendo los primeros resultados. Es así como se empieza a ahorrar; una costumbre mucho más fácil de lo que se piensa. En este post te vamos a enseñar cómo ahorrar dinero.

Es muy importante tener en cuenta que el ahorro es la única vía para conseguir todo aquello que nos proponemos a nivel económico y lograr estabilidad financiera para el futuro. Con voluntad, disciplina, confianza, perseverancia y autocontrol es posible adquirir el hábito de ir guardando una parte del dinero ganado para reunir el fondo suficiente que nos permita cubrir imprevistos, costear algún estudio o asegurar la economía en la vejez, entre otros importantes objetivos, tanto a nivel personal como familiar. Sin embargo, son muy pocos los que alcanzan ahorrar una parte de sus ingresos debido, principalmente, a la idea equivocada de no ganar lo suficiente para hacerlo. Lo cierto es que, al margen del nivel de ingresos, es posible e imprescindible destinar una parte de lo ganado para conseguir la tan ansiada meta de ahorro.

¿Qué es ahorrar?

En principio, definimos como ahorro a la parte del ingreso que no está destinada a los gastos habituales y que es reservada para cubrir alguna necesidad futura. Por lo general, para ahorrar se utilizan algunos de los productos ofrecidos por las instituciones financieras y que muchas veces ayudan a hacer crecer el monto acumulado. Una de las características principales del ahorro es que debe practicarse de manera periódica y sistemática; es decir, se debe tener la capacidad de acumular dinero de forma regular durante determinado periodo de tiempo.

La diferencia entre ahorrar con algún producto financiero y hacerlo en casa, es que con la primera alternativa es posible ganar un adicional por los fondos, que es el interés que la institución bancaria paga por recibir los ahorros de un determinado individuo. Este monto adicional es denominado rentabilidad y su cuantía va a depender de distintos factores como la cantidad acumulada, el plazo, el producto financiero, la denominación monetaria, etc.

De esa forma, es posible mantener el poder adquisitivo con el que cuenta el dinero a lo largo de tiempo, ganándole a la inflación. Las agencias bancarias ponen a disposición de los usuarios distintas alternativas de ahorro, cada una de ellas con sus propias condiciones.

Algunos tips para ahorrar dinero

Convencidos de lo indispensable que es el ahorro para conseguir estabilidad económica, es preciso conocer algunos tips para adquirir este hábito y lograr los objetivos trazados.

  • El primero de ellos consiste en definir bien el objetivo del ahorro desde un inicio, a fin de mantener la motivación todo el tiempo. El objetivo puede ser diverso; desde pagar una especialización hasta viajar al extranjero, comprar un inmueble o empezar un negocio. Además, estableciendo bien el objetivo se podrán planificar pequeñas metas que permitan cumplir con el gran objetivo final.
  • Una vez definido el objetivo, se deberá determinar una estrategia para el ahorro a largo plazo que permita cumplir con el mismo, a fin de garantizar buenos resultados. Solo con plazos de ahorro a largo plazo, es posible afianzar el hábito y cumplir con lo planificado. Además, los primeros resultados de ahorro suelen ser desmotivadores y frustrantes; con mucha paciencia y disciplina los resultados se van a ir consiguiendo poco a poco.
  • Para afianzar con mayor rapidez el hábito del ahorro es necesario considerarlo como un gasto más dentro del presupuesto de egresos, así se consigue una mayor disciplina para su cumplimiento mes a mes. El asunto es simple: al establecer un monto determinado mensual con el concepto de “fondo para el ahorro”, deberá destinarse una cantidad fija que podrá ser abonada en una cuenta de banco. Con constancia, disciplina y dedicación el fondo irá creciendo paulatinamente.
  • Además del ahorro que se va obteniendo con parte del ingreso destinado para tal fin, es necesario hacer crecer el dinero acumulado con inversiones que generen intereses o dividendos. De esa manera, el fondo de ahorro va a crecer a mucha mayor rapidez conforme pase el tiempo y el dinero se mantendrá protegido de la tan temida inflación. Existen muchos productos bancarios, unos con mayor riesgo que otros, que ayudan a acrecentar el dinero ahorrado.

¿Cómo ahorrar dinero en casa?

Con pequeñas acciones que marcan la diferencia, es posible ahorrar dinero en casa. Desde disminuir el consumo eléctrico hasta revisar periódicamente las instalaciones sanitarias; todo cuenta cuando se trata de disminuir el gasto y acrecentar el fondo de ahorro. Por eso te vamos a enseñar cómo ahorrar energía y cómo ahorrar agua:

¿Cómo ahorrar energía?

Sin lugar a dudas, minimizar el gasto en energía va a tener un impacto positivo en nuestras finanzas. Para ello, se deberá empezar por realizar una auditoría de todas las instalaciones eléctricas, a fin de garantizar que se encuentren en perfecto estado de funcionamiento. A partir de ahí, se deberá revisar periódicamente los equipos que consumen mayor electricidad y proceder a efectuar el mantenimiento requerido si es necesario. Además, es muy recomendable reemplazar las bombillas de luz por focos ahorradores, los cuales representan una disminución considerable de la energía consumida en un periodo.

¿Cómo ahorrar agua?

El ahorro del agua también puede ser fundamental para conseguir nuestros objetivos financieros. Muchas veces, existen fugas de agua oculta de las cuales no nos percatamos con facilidad; el resultado: facturas onerosas que se deben pagar, sí o sí, a fin de mes. Para evitar este problema, se puede hacer algo muy simple: cerrar todas las salidas de agua y observar el medidor en el lapso de dos horas; si el indicador ha cambiado, existe una fuga o escape por algún lado. Resolverlo cuanto antes es vital para ayudar a nuestras finanzas.

Aplicaciones para ahorrar dinero

Para las personas que están interesadas en ahorrar dinero pero que aún no han adquirido el hábito, existen algunas aplicaciones que ayudan a entrenarse; su función consiste en mantener ordenada la información de los gastos y asistir para una correcta toma de decisiones. Todas ellas son muy útiles si lo que se necesita es una mano para llevar en orden las finanzas y la economía personal; veamos algunas de ellas:

  • Monefy: es una aplicación gratuita de gran ayuda para el control de los egresos ya que permite la visualización, al instante, de lo que se va gastando día a día. Con una interfaz muy intuitiva, es posible registrar los ingresos y egresos conforme se van ejecutando, convirtiéndose en uno de los mejores y eficientes administradores de finanzas personales.
  • Money Lover: es otra de las aplicaciones muy útiles para el registro diario de los gastos que se van generando. La particularidad de esta importante herramienta es que te envía una notificación al Smartphone en caso hayas olvidado ingresar datos durante algún tiempo. De acuerdo al historial de los gastos, es posible realizar un análisis para una adecuada toma de decisiones.
  • MisFinanzas: una herramienta ideal si lo que se quiere es controlar al milímetro los gastos y el presupuesto familiar. Tiene una interface atractiva y es posible registrar las transacciones de una manera muy fácil. Permite visualizar en diagramas el análisis de todas las transacciones y gestionar varias cuentas.

¿Qué alternativa tengo cuando no puedo ahorrar?

El fin primordial del ahorro es contar con un fondo del que se pueda disponer en el futuro, ya sea en el momento en que se acaben nuestros ingresos o al tener algún imprevisto que requiera de un desembolso de dinero. En ese sentido, muchas veces no contamos con el ahorro suficiente que permita afrontar las emergencias y tenemos que recurrir a otras opciones; una de ellas es la de acceder a un préstamo rápdio que ayude a cubrir lo faltante.

Los préstamos express son la alternativa más rápida de acceder a un financiamiento que permita afrontar cualquier dificultad económica en el momento que más se necesite. Con mínimos requisitos y en tiempo record, los préstamos en México son aprobados a través de internet y desembolsados el mismo día del inicio del trámite.

Estos son algunos de los caminos más convenientes para empezar a ahorrar dinero rápido y fácil que le permita conseguir tranquilidad financiera en el futuro. Puede optar por otros métodos para ahorrar, como la disminución de los gastos financieros al utilizar productos financieros o el aprovechar los descuentos de los supermercados al realizar las compras. Lo más importante es tomar conciencia de lo necesario que es el hábito del ahorro para su tranquilidad económica futura; con disciplina, paciencia y constancia logrará resultados sorprendentes a nivel financiero.

Opiniones

No se han encontrado comentarios.