¿Qué es análisis financiero? ¡Te lo explicamos!

Anónimo / hace un mes / 0 comentarios

En la actualidad, el desarrollo económico, los avances de la tecnología y la automatización de los procesos han generado grandes transformaciones a nivel empresarial, obligando a los negocios a ser cada vez más creativos en temas comerciales y más cuidadosos en cuestiones financieras. Por ello, las empresas deben estar preparadas para gestionar sus finanzas de la forma más adecuada, a fin de tomar las mejores decisiones a nivel gerencial. En ese contexto, el análisis financiero es crucial para conseguirlo.

El análisis financiero es aquel conjunto de métodos y técnicas que son usadas con el fin de realizar un diagnóstico de la situación de la empresa para la toma de decisiones más convenientes, de acuerdo con los objetivos de la organización; son técnicas basadas en la información que está contenida en los estados financieros y sirven para saber si el negocio va bien o mal y cómo evolucionará en el futuro.

¿Cuáles son los métodos de análisis financiero?

En palabras sencillas, los métodos de análisis financiero son aquellos procedimientos que son llevados a cabo para hacer más simples y reducidos los datos numéricos que forman parte de los estados financieros, con la finalidad de analizar cambios entre ejercicios contables y realizar comparativas entre periodos similares.

  • El método de Análisis Horizontal consiste en realizar una comparación del Estado de Ganancias y Pérdidas y del Balance General de dos periodos consecutivos, con el fin de determinar las variaciones de las partidas. 
  • El método de Análisis Vertical sirve para comparar las cifras de un mismo estado financiero, a fin de determinar la participación de cada una de las cuentas con respecto al total.

Los términos más relacionados con los métodos de análisis financieros son la Rentabilidad, la Tasa de Rendimiento y la Liquidez:

  • La Rentabilidad se refiere al rendimiento que generan los activos.
  • La Tasa de Rendimiento es el porcentaje de utilidad generado en un periodo.
  • La Liquidez es la capacidad de pago que tiene una empresa para hacerle frente a sus deudas en el momento oportuno.

Con estos dos métodos es posible analizar si los resultados de un periodo han sido positivos o si han sufrido cambios significativos. Además, es posible comparar datos de un mismo periodo para tomar decisiones respecto al futuro financiero de la organización.

¿Cómo hacer un análisis financiero?

El proceso para realizar un análisis financiero se inicia con la recolección de la información financiera de la empresa; el área de Contabilidad es la encargada de elaborar los estados financieros, entre ellos el Estado de Ganancias y Pérdidas, el Estado de Flujos de Efectivo y el Balance General.

Con los estados financieros, es posible realizar el informe que da cuenta de la situación financiera y económica de la empresa. Este informe toma en consideración los aspectos cualitativos y cuantitativos del negocio, por ello, es necesario comparar los resultados con las metas establecidas por la gerencia y analizar la tendencia o variación de las cuentas.

El informe financiero presenta los ratios con los que se analiza la rentabilidad, la liquidez y la capacidad de endeudamiento de la empresa. 

  • Los ratios de liquidez sirven para identificar si la empresa tiene la capacidad de hacerle frente a sus obligaciones a corto plazo. Los más utilizados son el ratio corriente, el ratio de efectivo y la prueba ácida.
  • Los ratios de endeudamiento ayudan a determinar el nivel de solvencia de la empresa e indican si su financiamiento proviene de socios o acreedores. Los más usados son el Ratio de Endeudamiento del Activo, Ratio de endeudamiento del patrimonio y el Ratio de Endeudamiento a Corto Plazo.
  • Ratios de Rentabilidad, para saber cuál es el porcentaje de las ventas que está generando.
  • Ratios de Gestión, miden la eficiencia en la gestión financiera de la empresa.

El informe financiero presenta, de manera ordenada y concisa, el análisis de los estados financieros los ratios de Liquidez, endeudamiento, rentabilidad y gestión y las conclusiones y recomendaciones del caso.

¿Qué es el análisis de estados financieros?

Los datos cuantitativos obtenidos por los sistemas contables de la empresa son los utilizados por los analistas para una adecuada toma de decisiones. Estos datos están incluidos en los estados financieros; por ello, es necesario analizarlos mediante un proceso crítico que permita evaluar cuál es la posición financiera actual del negocio y compararla con la pasada, con el fin de establecer las medidas necesarias para conseguir los objetivos futuros.

De ahí la importancia del análisis de los estados financieros, de su interpretación y de su utilización para conocer la realidad económica de la empresa que permita una adecuada toma de decisiones por parte de los directivos. Estos análisis se realizan con amplios conocimientos del modelo contable y a través del uso de herramientas y ratios.

Con el análisis de los estados financieros es posible brindar información útil a los inversionistas interesados en el negocio, proporcionar información para evaluar la capacidad que tiene la empresa para generar beneficios, sustentar el nivel de liquidez y solvencia para el otorgamiento de financiamiento y créditos y ayudar a los directivos de la compañía en la toma de decisiones, entre otros.

De esa forma, rentabilidad, evolución y tendencia, son tres aspectos fundamentales cuya información se desprende del análisis de los estados financieros.

¿Qué es un análisis de contabilidad?

El bienestar de una empresa está íntimamente ligado a la gestión financiera de la misma. Cumplir con sus objetivos de crecimiento es posible si se cuenta con un análisis contable previo. Un análisis de contabilidad ayuda a sintetizar toda la información financiera de la empresa, con la intención de hacer que los directivos, dueños o accionistas entiendan la situación de la compañía de una manera clara y sin complicaciones. Con esa forma de presentar la información, es posible tomar decisiones más certeras y minimizar el riesgo.

El objetivo que persigue el análisis de contabilidad es examinar la gestión de la empresa, traducida como eficacia, rentabilidad y solvencia. Todos estos aspectos se encuentran enlazados; por el lado de la eficacia, es necesaria una combinación adecuada de factores productivos; la rentabilidad, es la ganancia resultante para los dueños; y, la solvencia, necesaria para la tranquilidad financiera del negocio.

Con el análisis de contabilidad es posible estudiar la gestión de la empresa por completo, además de poder hacerlo de manera sectorizada, a nivel económico, financiero y de patrimonio. Además, en los últimos años se le ha prestado especial atención a la evaluación de las responsabilidad social de la empresa.  

Opiniones

No se han encontrado comentarios.